La investigación debe continuar

Poco más de 48 horas después del accidente del Airbus 320 en los Alpes franceses, ya salió el culpable. Apareció Brice Robin, el fiscal de Marsella revelando el contenido de la única caja negra encontrada hasta el momento (información sensible en materia de seguridad y que tiene carácter reservado en la investigación) y con sus declaraciones señaló claramente que el copiloto “tuvo la voluntad” de destruir el avión, causando la muerte de 150 personas.

Conociendo cómo funcionan los procesos y las comisiones de investigación de accidentes de aviación civil, me pregunto: ¿Tiempo suficiente para determinar todas y cada una de las causas que han rodeado el trágico suceso? ¿Tiempo suficiente para tener un único y definitivo “culpable”?. Es necesario seguir investigando todas las circunstancias que han confluido en estos terribles hechos para poder extraer conclusiones certeras y definitivas.

El Bureau d’Enquêtes et d’Analyses pour la securité de l’aviation civile (BEA), como autoridad competente tiene la obligación de investigar, y contemplar todas las posibilidades, así lo ha dicho hoy el general Jean- Pierre Michel, jefe de los investigadores. Michel ha remarcado que se está prestando mucha atención al perfil de personalidad del copiloto pero que no se han cerrado el resto de hipótesis, incluida la del fallo del aparato. Por ello será necesario encontrar y analizar la segunda caja negra, que contiene los datos técnicos del vuelo. Deben recoger todas las pruebas, informaciones, datos y materiales necesarios, así como todos los elementos técnicos sobre lo sucedido y, analizarlos minuciosamente y en su conjunto antes de extraer conclusión alguna. Y es que más allá de dar una explicación a las familias, las comisiones de investigación de accidentes aéreos tienen como prioridad encontrar las causas del accidente y actuar, si fuere preciso, para evitar los mismos errores en el futuro.

Pese a que los ciudadanos, conmocionados por los acontecimientos necesitamos respuestas que expliquen porque suceden atrocidades como la ocurrida, tal y como apuntaba el general Michel en sus declaraciones “La dificultad reside ante todo en saber por qué se estrelló el avión en las condiciones en que lo hizo, y en aportar una respuesta a las familias”.

accidente-avion-en-francia-germanwings-la-aerolinea-que-mas-crece-en-espana

Además, respetando el  derecho que tienen los familiares de las victimas a saber porque se ha producido el accidente, hemos de recordar que el respeto a las normas internacionales que previenen de la filtración de datos del Cockpit Voice Recorder o registrador de datos de cabina y de los datos de la tripulación debía haberse respetado por las autoridades encargadas de la investigación o los profesionales autorizados para hacerla.

Cabe tener toda la certeza en el momento de culpar o criminalizar a una persona que en un principio se suponía que era un profesional con su formación, licencia de vuelo, certificado médico, competencia lingüística y habilitación de tipo al día, todo lo cual la convertían supuestamente en una persona apta para ser piloto y volar. Las autoridades competentes tienen la obligación de investigar y contemplar todas las posibilidades, sea por un lado lograr un retrato psicológico completo del copiloto –ayer tan sólo se empezaba su análisis- como recopilar el resto de datos técnicos que podrían corroborar asimismo que el suicida hubiera accionado el dispositivo para que el avión iniciara el descenso.

Aun y así, cabe señalar que si finalmente la investigación confirma que el copiloto es el responsable de la tragedia, la compañía aérea y su aseguradora deberán asumir la responsabilidad y responder subsidiariamente por el siniestro a la hora de determinar las indemnizaciones correspondientes a los familiares de las víctimas. Es importante que las familias, con el fin de evitar un procedimiento aún más doloroso y largo en el tiempo, se asesoren y se apoyen en profesionales realmente especializados en la materia, que conozcan en profundidad el sector, y sepan cómo dirigir el proceso. Es aconsejable que se dirijan a entidades existentes que podrán dirigirlos hacia los profesionales adecuados.

Paralelamente a ello deberemos en los próximos días hablar de la formación de los pilotos, de la precariedad laboral en la que se encuentran, de los costes que pagan de su formación sin ayudas de ningún tipo y sin ayudas de formación profesional, factores todos ellos que se añaden a las causas del día a día y de la forma de trabajo que desempeñan y que pueden provocar daños psicológicos y emocionales que afecten a su labor.

Economizar determinados costos supone asumir determinados riesgos. Y cuando estos riesgos provocan accidentes hemos de ser conscientes de que algo no funciona en nuestra sociedad. Por ello debemos mejorar las condiciones laborales y de control de acceso a la profesión y así conseguiremos mejorar en un futuro aquello que hoy nos aparece como cierto a pesar de no haberse contrastado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s